A la hora de elegir el perro que quieres adoptar, no se trata de que un perro te guste, sino de si su temperamento y sus necesidades se adaptan a lo que tú puedes ofrecerle. Es importante considerar otras cuestiones sobre los perros y ver en qué medida vas a ser capaz de cumplir con las obligaciones que adquieres al adoptar un perro.

También es importante tener en cuenta si las características del perro se adaptan a ti, ya que no es lo mismo querer un perro cariñoso y casero que un perro guardián o que un perro para salir a pasear o a correr.

En este sentido, es importante considerar la compatibilidad desde todos los puntos de vista: desde los rasgos básicos de la personalidad y los intereses compartidos hasta niveles de energía similares.

¿Qué debes tener en cuenta para elegir el perro más adecuado?

Hay varios factores que debes considerar antes de elegir un perro. Lo más importante es examinar tu estilo de vida actual y considerar qué ajustes estás dispuesto a hacer por un perro. Además, debes tener en cuenta las necesidades de tu familia, especialmente si tienes niños u otras mascotas.

También es importante considerar su tamaño, especialmente en relación al tamaño de la vivienda o tu capacidad para transportarlo.

El tamaño

Perro da un salto mientras corre

Los perros pequeños pueden ser una buena opción para los que viven en casas pequeñas o no tienen mucho espacio. Son fáciles de transportar y sus cosas ocupan poco espacio. También consumen menos, aunque algunos perros pequeños son delicados y vulnerables. No obstante, su temperamento también puede ser un poco arisco, incluso duro. Además, suelen ser mucho más sensibles a las temperaturas más frías.

Los perros grandes suelen ser una opción fantástica para quienes buscan perros que les proporcionen seguridad. Sin embargo, los perros grandes necesitan más espacio para moverse, sobre todo los que tienen grandes colas. También ocasiones más gastos, ensucian más y son más difícil de transportar.

Nivel de actividad

Independientemente del tamaño, cada raza tiene un nivel de actividad y unas necesidades de ejercicio diferentes. Normalmente, el nivel de actividad está determinado por la raza. Por lo tanto, antes de elegir una raza de perro es importante tener en cuenta cuánta actividad física necesita y si se le puede o no proporcionar. O bien, si el perro puede adaptarse a la actividad física que nosotros queremos de él.

Si un perro no tiene oportunidad de hacer todo el ejercicio que necesita, puede desarrollar problemas de comportamiento, incluyendo mala actitud, conducta agresiva y destrozo del hogar.

Mantenimiento

Algunos perros necesitan más cuidados que otros, especialmente si se quiere que estén limpios y que no dejen la casa sucia y maloliente. Algunos perros sueltan mucho pelo, lo que implica la necesidad de cepillarlos a menudo y obligan a limpiar la casa con mucha más frecuencia y dedicación.

Algunos perros también requieren más cuidados en cuanto a baños, limpieza de oídos, recorte de uñas o cortes de pelo. Si además de precisar muchos cuidados hay que llevarlos al peluquero canino para que lo haga él (por falta de habilidad o porque simplemente el perro es muy grande para bañarlo en casa), hay que considerar el gasto que esto supone, especialmente cuando hay que llevar al perro con mucha frecuencia.